sábado, octubre 29

MILAGRO

                                                                                                         Fotografia de Antanas Sutkus
El sueño apagado no significa sueño;

y versos aleteando en la punta 

de un bolígrafo callado

son velas en el desierto.

Se enredaron versos,

porque no era una gota gemela;

y lo contrario un “qué más da” tembloroso.

Pero llega el milagro invisible:

La imperfección exacta,

que reescribe, reescribe tu historia cada día.


(Cuantas veces hemos intentado en vano amar a la persona que pensábamos como la más apta, la que parecía similar a nosotros, la que la sociedad emparejaba con mi forma de pensar y todos sonreían al pensar que era la idónea por similar. Pero una mentira es siempre mentira, como lo es un mero encajar en pactos establecidos a dos personas, y al final vas acabar arrastrado por esa materia pegajosa llamada amor, y la de aquel susto cuando por fin os fundistéisY Aún rodeado de aquellos problemas te enamoras de ella y porque tiene esa manera de hacer que no nos aburre, que sin ser idónea no cambiarías.)


Etiquetas: , , , ,

sábado, octubre 22

CIUDAD

                                                                                                            Fotografia de Manuel Revilla


Estirar el amanecer de la ciudad

sin tener que registrar minutos e intenciones.


Amasar un pan distinto y tenderlo a las puertas


de aquellos que no hablan.


(Dibujar gatos con un solo silbido.


Hay lugares donde dibujas gatos

sin dejar de silbar,

ciudades refugio de versos)


Enhebrar una aguja en una noche en vela


y ser viejo además, sin estorbar,


y vestir de negro para sentarme en la plaza


entre ociosos desterrados por los orgullosos.


Etiquetas: , , , ,

sábado, octubre 15

MIL ÁNGELES

                                                                                                        Fotografia de Christian Brogi


He viajado en un coche negro

por carreteras de árboles ardiendo.

Congeladas estaban las miradas de mil ángeles.


Etiquetas: , , , ,

sábado, octubre 8

DESMANTELAR I

                                                                                                                 Fotografia de Anja Buhrer

El amor embadurnó de barcos ardiendo silenciosamente mi piel y mi lengua. Haciendo que ríos y canales trajesen naves dibujadas con mano temblorosa a pluma, esas tardes en que la lluvia atravesaba las jarcias, aquel velamen suplementario y los cascos artillados de galeones heridos por asesinos bucaneros. No había piratas románticos.

Se quebró entonces la rueda de apoyo, y girando la cabeza hacia atrás sintió la primera punzada, ya no había frialdad. La campana de cristal destapó al actor que protegía y el guión por fin acabó. Tan sólo el silencio antes de recibir el golpe, ya no habría algo que hiciera de pared, ahora todo lo siguiente era intranquilidad y el sosiego desaparecía, para jamás retenerlo ni siquiera como concepto, podía ser ya atravesado por ese sentimiento que provoca no poder asir más amor que el que un día se te dio.


NOTA (El poema en prosa consigue muchas veces la densidad y el movimiento de líneas arguméntales que el poema natural en versos no te deja en sus suspiros fugaces, el contenido y la forma perfecta esperan de algún modo en pinceladas, sin tener que hacer economía de unas palabras y sin tallar cada una de las olas que llegan, en ese momento dentro de lo que se intenta expresar, no hay una guerra fratricida entre la cabeza, el yo incógnito, y esa fuerza tenue y a la vez como una sierra en la carne, que dictan el texto desde las ideas que nadie esperaba antes.)


Etiquetas: , , , ,

sábado, octubre 1

FRENESÍ DE OTOÑO

                                                                                      Fotografia de Reylia Slaby

El frenesí cruento del otoño

muestra su amalgama de esperanzas.

Te dice, aventurero médium,

que la belleza puede salvarte

si consigues desmenuzar ese adagio.

Pero entonces eres un desterrado,

un marginado para las huestes fáciles.

Así lo afirma la cruel inteligencia

que nada hay tras el vapor del tiempo.

Porque ese reloj se te escapa

como una supernova que se agota.

Sin poder esconderte en la ignorancia televisiva,

volando como albatros pesado de versos.


Etiquetas: , , , ,